Las mejores cosas de la vida no son cosas

Hace unos días di una conferencia y al final leí un texto que escribí.

Lo comparto aquí:

Las mejores cosas de la vida no son cosas.

Las cosas pasan de moda, 
las cosas se olvidan, 
las cosas se empolvan.
las cosas se quedan aquí cuando morimos.

Nadie se va con maletas al cielo.

Las mejores cosas de la vida
son las que llenan nuestro corazón,
no nuestros cajones.

Son las experiencias que vivimos,
las metas que superamos,
los abrazos que damos,
las sonrisas que intercambiamos,
las batallas que enfrentamos,
las aventuras que compartimos.

Si vas a llenar tu vida de cosas,
asegúrate que sean las mejores,
las que te hagan sentir libre,
las que te hagan vibrar de emoción,
las que te saquen lágrimas de alegría.

Para que cuando llegue el último día,
te vayas ligero y lo que dejes no sean cosas,
sino una hermosa y memorable historia de vida

*Foto por Adriana Cruz en el Teatro de la Ciudad (Chihuahua, Chihuahua)

Deja un comentario