Lo único que nos queda

the only thing left.png

¿Qué nos queda después de otro año vivido?

¿Qué hay después de los éxitos y los fracasos? ¿De los errores y los aciertos?

¿Qué hay después de los momentos buenos y malos?

Quizá no hay gran cosa.

Poco importa cómo nos fue en el año. Al final la único que nos queda y lo único que vale es en qué nos estamos convirtiendo.

¿De qué sirve un logro si no hay transformación?

Tal vez el verdadero objetivo de la vida es convertirnos en seres cada vez más libres, puros y amorosos, sin importar el camino que nos lleve hacía allá.

Este cierre de año te invito a reflexionar menos acerca de los hechos sucedidos y más acerca de los aprendizajes y los cambios internos que has tenido.

¿Qué te dejó este 2018? ¿Hacia dónde va caminando tu alma?

–––

Querida persona lectora:

Esta es mi última publicación de este año. Me tomaré diciembre para desconectarme. Dejaré de grabar el podcast y de subir contenido a mis redes para enfocarme en otras cosas.

Si eres un lector o lectora recurrente, te envío un abrazo y agradezco que me prestes tus ojos y tu atención cuando escribo. Te deseo lo mejor para este año que comienza.

¡Nos leemos en el 2019!

14 Comments

  1. Que esa desconectada te traiga inspiración pura: mira pa´arriba, conversa con amigos y extraños, come rico, haz largas siestas, camina y ten tus momentos a solas. Esos son para mí, los mejores espacios y acciones para crear contenidos.
    ¡Feliz año nuevo!

    1. Muchísimas gracias, espero que así sea. Igualmente te deseo lo mejor en este cierre de año y comienzo de otro. Gracias por leer 🙂

  2. lloré al final de tu podcast en Spotify…te extrañaré mucho estos días pero aprovecharé para escuchar nuevamente toda la serie. Te descubrí sin querer y has sido una súper ayuda en mi vida. Tengo 57 años, soy abuela, atea, trabajadora y no quiero dejar de mejorar como ser humano y tú me ayudas TODOS LOS DÍAS a desapegarme de tonterías. Felices fiestas para Lupo, tu esposa y al dueño del coche que le suena la alarma!!

  3. Aprovecha el descanso y así el año próximo lo empezarás con más fuerza. Te deseo una Feliz Navidad que llene tu corazón de alegría. Tu libro me sigue gustando día a día.

  4. Hola Pedro.

    Hace poco descubrí tu blog y lo agregué a mi Feedly. No llevo más de un mes leyéndote, es curioso porque no recuerdo donde oí de este blog, pero casi estoy seguro que fue en un podcast.

    Sin duda estoy de acuerdo que los hechos sucedidos a lo largo del año son secundarios. Lo prioritario son los aprendizajes obtenidos. Y si hacemos conciencia seguramente son bastantes.

    Saludos y nos leemos en 2019.

Deja un comentario