El lado oscuro del orden

orden

Podemos buscar orden en nuestros espacios, en nuestras finanzas, en nuestra agenda, en nuestros hábitos, en nuestra vida.

La búsqueda del orden puede ser necesaria e importante y el minimalismo es una herramienta que nos ayuda a conseguirlo.

Pero la “magia” del orden tiene una lado oscuro.

Si nos apegamos al orden,
si lo buscamos a toda costa,
si nuestro bienestar depende de él…
sufriremos toda la vida.

Porque la vida es desordenada por naturaleza,
la vida es inestable e impredecible,
la vida es un big bang 
explotando y contrayéndose intermitentemente
y no podemos ir en contra de eso.

¿Podemos reducir para que el orden surja con más facilidad? Sí
¿Podemos crear estructuras para facilitarnos la vida? Sí
¿Podemos crear hábitos que nos ayuden a vivir mejor? Sí

Pero debemos ser conscientes que anhelar un orden permanente es comprar un pase directo a la insatisfacción y a la infelicidad.

Nuestra meta debe ser aprender a movernos con naturalidad dentro del desorden, dejar que llegue y que se vaya como las olas del mar. La habilidad que debemos desarrollar es la de aprender a surfear en el desorden. Sólo así podremos encontrar la paz.

–––

¿Te gustaría aprender a aceptar y navegar mejor en el desorden natural de la vida? La meditación puede ser una buena herramienta para hacerlo. Si te interesa aprender a meditar con una guía práctica, simple y con ejemplos de la vida cotidiana, suscríbete a esta lista y espera noticias de mi próximo mini-curso online.