Ser amable se siente bien

be kind art

Si quieres vivir ligero, intenta ser más amable.

Con las personas que te rodean,
con las circunstancias,
contigo mismo.

La amabilidad se siente bien,
la rudeza se siente áspera, rígida, pesada.

Amabilidad es soltar,
lo contrario es aferrarse.

¿Alguien no te cae bien?
Suelta, aligérate, sé amable

¿Las circunstancias no son las ideales?
Acepta, aliviánate, sé amable

¿Sientes que no eres suficiente?
Suavízate, ámate, sé amable

No es sumisión, ni dejadez, ni conformismo.

Podemos exigir con amabilidad,
podemos resolver un problema con amabilidad,
podemos mejorar con amabilidad.

Amabilidad activa y asertiva,
amabilidad auténtica y genuina
amabilidad que nos aligera el camino para hacer lo importante
y dejar este mundo mejor que como lo encontramos.

La amabilidad es frescura para el alma.

¿Te cuesta ser amable?

Aquí algunas ideas

*Si ya tienes tiempo leyendo mi blog, te darás cuenta que es casi el mismo método de siempre (es que no he encontrado nada que me funcione mejor)

1. Observa
Si una persona, una situación o una emoción te provocan una reacción áspera, ruda, grosera (incluso contigo mismo), date cuenta de eso. Simplemente nótalo ¡Ah, esto me está provocando algo opuesto a la amabilidad! No te juzgues por eso, este paso consiste únicamente en observar.

2. Haz una pausa y suelta
Antes de reaccionar (o sea, antes de decir o hacer cualquier cosa) detente un momento e intenta ver si puedes soltar eso que te impide ser amable. ¿Puedes soltar el apego a tener la razón? ¿Puedes soltar el deseo de que las cosas sean como tú quieres que sean? ¿Puedes soltar expectativas, creencias, exigencias? Inténtalo.

*Si no logras hacer la pausa y te gana el impulso, está bien. Simplemente nota eso e intenta dirigirte poco a poco hacia la amabilidad.

3. Disfruta la amabilidad
Observa cómo se siente ser amable, ¿cambia tu relación con la realidad? ¿puedes sentir algo distinto? ¿qué recibes a cambio? Estoy casi seguro que notarás algo positivo. Si es así ¡disfrútalo!

4. Conviértelo en un hábito
Repite esto hasta que la amabilidad se vuelve algo natural. Y por supuesto, sé amable contigo en este proceso.

–––

Curso online

Hey, si te gusta el contenido que publico en este blog, tal vez también te guste mi curso online “Del caos a la calma”. Un curso creado para ayudarte a aligerar tu vida y enfocarte en lo que realmente importa. Puedes inscribirte y empezar hoy mismo AQUÍ.

–––

Suscríbete a El Grupo Minimal

Y recibe reflexiones en tu mail.

3 comentarios sobre “Ser amable se siente bien

Deja un comentario