4 (no sencillos) pasos para cambiar

change

 

Si algo no te gusta,
si estás inconforme,
si algo se siente incorrecto,
si crees que debes cambiar algo,
tal vez puedas hacerlo en estos 4 pasos:

1. Cuestiona
2. Inspírate
3. Actúa
4. Disfruta la incomodidad

En mi caso, me he dado cuenta que la mayoría de los cambios que he hecho en mi vida (principalmente de hábitos) han sido a través de estos pasos.

No son sencillos, pero ¿quién dijo que los cambios son fáciles?

Inténtalo a ver qué tal te resulta.

1. Cuestiona
Hazte preguntas. Preguntas fuertes, preguntas incómodas, preguntas reveladoras. Cuestiona tu entorno, al estatus quo. Y sobre todo cuestiónate a ti mismo. Identifica eso que por ahora “es normal” o “habitual”, pero que tal vez no debería serlo. Pregúntate si hay otras opciones. Investiga qué te detiene a intentar algo distinto.

2. Inspírate
Es muy probable que alguien ya se haya cuestionado lo mismo que tú. Busca a esas personas e inspírate de ellas. Googlea, visita blogs, lee libros, ve videos, busca documentales, únete a grupos, ve a una clase. Te darás cuenta que no estás solo. Usa las recetas de alguien más y adáptalas a tu propia realidad.

3. Actúa
Entra en acción, empieza poco a poco, por donde sea. Modifica algo. Toma decisiones drásticas si es necesario. No importa lo que hagas, da el primer paso y ya no regreses.

4. Disfruta la incomodidad
Los cambios no son cómodos. Te enfrentarás a una resistencia. Querrás regresar al confort, a lo que te es familiar. No lo hagas. Disfruta la incomodidad. Contempla esa fricción como parte del cambio, dale la bienvenida. Te sentirás con vida, te sentirás mejor.

Así, sin darte cuenta,
estarás en un nuevo lugar.
En uno con más sentido.