El minimalismo no es para mí

el minimalismo no es para mí

Algunas personas piensan que jamás podrían ser minimalistas y lo entiendo, pues ésta es una filosofía que se presta a muchos malentendidos.

Se cree que el minimalismo es:

– Limitarse a vivir con poco
– Privarse de lujos y placeres
– Renunciar a lo que te gusta

Si yo pensara que el minimalismo se trata de esto, tampoco me agradaría la idea.

Sin embargo, conocer el verdadero significado de este estilo de vida puede ser la clave para que más personas se den cuenta de lo maravilloso que es (y al menos le den una oportunidad).

A cuatro años de vivir bajo esta filosofía, puedo decir que el minimalismo es todo lo contrario a limitarse, privarse o renunciar a cosas.

El minimalismo es:

– Dejar ir las cosas que te limitan
– Disfrutar verdaderos los lujos y placeres
– Tener más de lo que en realidad te gusta

Minimalismo no es limitarse, sino de eliminar lo que te limita innecesariamente. Pertenencias que limitan tu espacio, compras que limitan tu libertad, distracciones que limitan tu tiempo, paradigmas que limitan tu verdadera forma de ser.

Minimalismo no es es privarse de lujos, sino abrirle la puerta a lujos de verdad: el lujo de vivir con calma, el lujo de tener tiempo libre, el lujo de vivir ligero, el lujo de hacer cosas increíbles, el lujo de no tener apegos, el lujo de tener paz mental.

Minimalismo no es renunciar a lo que te gusta, sino renunciar a lo que NO te gusta: al estrés, a la insatisfacción, al ruido, a la pesadumbre. Renunciar a viejas creencias para darle la bienvenida a nuevas experiencias más valiosas y significativas.

Recuerda: el minimalismo no se trata tanto de lo que dejas ir sino de lo que te permites recibir.

––––––––

¿Te gustaría ahondar en este estilo de vida?

Quizá te sirva unirte al seminario online “Simplifiquemos juntos”. Un curso de 4 semanas donde aprenderás a simplificar tus pertenencias, tus hábitos de consumo, tus distracciones y tu mente. Todo en pro de una vida más simple y con más sentido.

Más información AQUÍ

Posted In

4 Comments

  1. Hola! Me encanta tu blog y (hasta ahora) cada una de sus entradas. Estaría bien si pusieras un iconito al final para poder compartirlas en facebook (o igual está pero no lo veo….). Gracias y buen día!

  2. Pedro, me gusta tu forma de escribir, simple. clara y concisa. ¡Me da gusto leer tus entradas! Gracias por compartir tus reflexiones.

  3. Buenísimo post. Te encuentro toda la razón. Ciertamente se presta para malos entendidos. Ser minimalista no significa ser un asceta ni un monje descalzo. Sino que trata de deshacernos de los superfluo y accesorio.
    Gracias amigo por compartir.
    Namaste.

Deja un comentario