Amor minimalista

minimal love

Las relaciones son complicadas, pero ¿realmente tienen que ser así?

Si el minimalismo tiene la capacidad de ayudarnos a simplificar nuestras pertenencias o nuestro consumo, creo que también puede ayudarnos a simplificar nuestras relaciones.

¿Cómo podemos cultivar relaciones más simples, pero al mismo tiempo más significativas? ¿Cómo podemos crear una relación de amor minimalista?

Quizá podemos resumirlo en dos sencillos (aunque no fáciles) pasos:

1. Identificar qué es lo importante en la relación
2. Eliminar todo lo que estorba

Empecemos por analizar y cuestionar qué es lo que verdaderamente importa.

¿Cuál es la esencia de la relación?
¿Qué queremos realmente?
¿Qué le da significado?
¿Cómo nos nutrimos el uno al otro? 

Cada quien tendrá sus respuestas, pero estoy seguro que si respondemos con honestidad descubriremos que el sustento de una relación es sencillo y profundo. Es humano, amoroso y conmovedor. Las relaciones genuinas existen para ayudarnos a ser mejores personas. Amamos para darle sentido a nuestra vida.

El problema es que nuestras relaciones suelen nublarse con cosas innecesarias que nos distraen de lo importante.

Entonces, el segundo paso para crear una relación minimalista consiste en reconocer y eliminar esos ingredientes que, además de no ser esenciales, son un estorbo.

¿Qué cosas materiales nos distraen de centrarnos en lo más valioso?
¿Qué actitudes innecesarias nos alejan de vivir una relación enriquecedora?
¿Qué etiquetas o paradigmas sociales podemos simplemente ignorar en pro de la relación?
¿Qué expectativas o deseos egocéntricos nos impiden ver lo más profundo de la otra persona?

Definitivamente, eliminar lo innecesario en este caso no es tan fácil como deshacerse de un viejo pantalón. Pero pienso que poco a poco (día con día) podemos trabajar en simplificar nuestras relaciones eliminando lo innecesario y enfocándonos en lo importante.

Empieza hoy: elige una relación de cualquier tipo, identifica qué es lo verdaderamente valioso y pregúntate qué puedes eliminar para mejorarla.

De preferencia haz el trabajo en conjunto con la otra persona. Siéntense a platicar de esto. Si no es posible, no te frustres si la otra parte de la relación no hace lo que tú quisieras, concéntrate en tu propios cambios.

Es posible que haciendo este análisis descubras que ciertas relaciones no tienen nada de valor y sólo te generan malestar. Tal vez lo que debes eliminar es la relación en sí (por el bien de ambos).

Nuestra vida entera se basa en relaciones y es nuestra decisión mantenerlas simples, profundas y significativas.

—————

Seminario online: Simplifiquemos juntos

Acabo de lanzar la convocatoria a un seminario para personas de todo el mundo que estén en busca de una vida más simple.

Son 4 semanas de retos e inspiración para simplificar en comunidad.

Si deseas tomar el seminario, puedes ver todos los detalles AQUÍ

—————

¡Gracias por leer y compartir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s