A veces no tienes que dar explicaciones

porque sí

La vida se vuelve más ligera cuando dejas de dar explicaciones innecesarias.

No siempre tienes que explicar tus decisiones.
No siempre tienes que explicar tus preferencias.
No siempre tienes que explicar tu estilo de vida.

Puedes tomar decisiones sin responder interrogatorios.
Puedes hacer lo que prefieras sin justificarte.
Puedes vivir como quieras sin explicar por qué.

Deja de dar explicaciones a quienes no lo merecen.
Atrévete a decir “no, gracias” y punto.
Atrévete a decir “porque es lo que prefiero” sin ahondar más en el tema.
Atrévete a alejarte de la gente que te interroga sólo por juzgar.

Vive ligero.
Vive deliberadamente.
Vive sin dar explicaciones innecesarias.

*
ACLARACIÓNVivir deliberadamente no significa vivir sin que te importe el bienestar de los demás. No se trata de ser irresponsables. Es importante recordar que muchas de nuestras decisiones afectan la vida de otras personas. Hay que tomar esto en cuenta y considerar la opción de escuchar y explicar cuando la situación lo amerita.

2 comentarios en “A veces no tienes que dar explicaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s