Activista minimal: elige 1 lucha

activista minimal

Hacer algo por mejorar el mundo podría parecer abrumador: demasiadas situaciones por cambiar, demasiados hábitos por modificar, demasiadas causas por apoyar.

Es posible que este panorama nos paralice y terminemos por no hacer nada.

Pero ¿qué pasaría si aplicamos la lógica del minimalismo en este contexto? ¿qué tal si eliminamos los pretextos y empezamos por lo mínimo, eligiendo una sola causa?

Esta es mi propuesta:

Elige una lucha y enfócate en ella

 

Puedes cambiar un solo hábito: dejar de comer carne, usar menos plástico, ahorrar electricidad, reciclar, lo que tú prefieras

O puedes contribuir a una sola causa: donar a una institución, ayudar a una comunidad, aportar a un proyecto, crear tu propia iniciativa

Creo que si todos eligiéramos nuestra propia lucha, por más pequeña que sea, en conjunto lograríamos un cambio notable.

Si crees que no tienes tiempo o te resulta difícil cambiar tu estilo de vida, no importa ¡empieza por lo mínimo!

Aquí algunos pasos que puedes seguir:

1. Elige tu causa
¿Qué te interesa? ¿Con qué te identificas? ¿Qué puedes hacer (o dejar de hacer) por tu comunidad? ¿Por el planeta?

2. Investiga
Googlea un poco y aprende qué acciones puedes tomar

3. Elige tu acción
¿Cómo vas a ayudar? ¿Cambiando un hábito? ¿Haciendo un aporte? Elige lo que te resulte más fácil para que puedas empezar cuanto antes

4. Hazlo parte de ti
Lo que sea que decidas hacer, hazlo de manera habitual, vuélvelo parte de tu vida.

5. Comparte
Con la intención de inspirar a otros

No significa que debamos limitarnos. Mi propuesta va en función de que todos empecemos a hacer algo lo más pronto posible y que lo hagamos empezando con lo mínimo que podamos.

Activista minimal (gráfica)


Entonces ¿cuál es tu lucha?

4 comentarios en “Activista minimal: elige 1 lucha

  1. Yo creo que la acción más básica y sencilla de hacer es esperar a encontrar un basurero cuando vas por la calle y tienes algo que desechar, en lugar de tirarlo en el piso, así como recoger alguna bolsa o botella que te topas al caminar.
    En una ocasión, cuando apenas empezaba a salir con mi novio, íbamos caminando en la calle, él había terminado de comer una bolsa de papitas y la dejó, no en el suelo, pero si en un lugar donde no era precisamente un basurero, y yo le dije que no estaba bien hacer eso, y la quite de ahí, y él me comenta “ay solo es una bolsa, muchas otras personas tiran mucha más basura”, y yo le contesto que prefiero ser parte de las pocas personas que recogen la basura y no contaminan la ciudad, a ser parte de toda la gente cochina que si contamina. y pues ahora él comprende y hace lo mismo que yo en esas situaciones. Me siento bien por inculcar en él ese hábito 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s