Cómo dejar de comprar ropa que no necesitas

Cómo dejar de comprar ropa que no necesitas_

Este fin de semana estuve a punto de comprar ropa que no necesitaba.

A pesar de mi filosofía minimalista, H&M casi lograba convencerme de pagar por un par de camisetas que no me hacen falta en lo absoluto.

Aunque logré resistirme, la experiencia me sirvió para recordar lo fácil que es caer en compras innecesarias.

Los aromas, la música, el diseño de las tiendas, los precios… ¡todo está diseñado para despertar el deseo de comprar!

¿Cómo podemos sobrepasar estas tentaciones? ¿Cómo resistirse a la emoción de tener ropa nueva? ¿Cómo tomar decisiones de compra más conscientes?

A continuación te comparto algunas ideas basadas en lo que experimenté este fin de semana en ese momento en el que estuve a punto de gastar mi dinero dos camisetas que no necesitaba.

1. Piensa en la ropa que ya tienes
Haz un repaso mental de tu clóset, recuerda las prendas que tienes, piensa en aquellas que llevas tiempo sin usar. Recuerda la cantidad de ropa que guardas ¿a caso no es suficiente? ¿a caso no te agrada?

2. Piensa en lo que podrías hacer con el dinero
¿Cuánto dinero vas a gastar en esa ropa? ¿Podrías usarlo para algo más importante? ¿Para algo más divertido? ¿Y si lo ahorras para algo más trascendente?

3. Piensa en las ventajas de vivir con menos
Considera lo práctico que es un clóset con poca ropa, en lo cómodo que es decidir qué ponerte cuando tienes menos opciones, en lo bien que se siente vivir con menos apegos a las cosas materiales.

4. Piensa de dónde viene y a dónde va la ropa
Si crees que tirar ropa vieja para comprar ropa nueva es una buena opción, tal vez estás ignorando algo: la mayoría de la ropa (sobre todo la más barata) es fabricada en países pobres a expensas de maltrato humano. Y la ropa que llevas a donar, la mayoría de las veces no se usa y termina contaminando (¡hay demasiada ropa en el mundo!)

Estas fueron las 4 cosas que pensé en ese momento y que me ayudaron a salir de H&M con las manos vacías y el corazón lleno de satisfacción.