Sonríe como idiota

Sonríe.jpg

Sólo un idiota esbozaría una sonrisa mientras recoge la caca de su perro.

Ese idiota soy yo desde que empecé a practicar lo siguiente:

1. Elegir una actividad cotidiana
2. Fingir una sonrisa

Según esta investigación, forzar una sonrisa en momentos en los que normalmente no sonreiríamos, tiene un impacto en nuestro estado de ánimo. Físicamente nos sentimos mejor y se reduce el estrés.

No se trata de “ser optimista” en situaciones difíciles; sino de literalmente sonreír al momento de realizar una actividad normal, como cocinar, bañarse, escribir, manejar, etc.

Yo mismo lo he puesto en práctica y esto es lo que he notado:

– Aunque al principio la sonrisa es falsa, casi de inmediato se vuelve real
– Sonreír me obliga a prestar mayor atención al momento presente
– Puedo disfrutar actividades que normalmente no disfrutaba
– Me nace un sentimiento de gratitud ante casi cualquier situación
– Los alimentos y las bebidas saben mejor
– Simplemente me siento bien

Si quieres intentarlo aquí te dejo unas ideas de momentos para fingir una sonrisa:

  • Al manejar (puntos extra si hay tráfico)
  • Antes de dormir (justo al poner la cabeza en la almohada)
  • Al orinar (una de mis favoritas)
  • Al llegar a tu lugar de trabajo
  • Al sacar la basura
  • Al ponerte los zapatos
  • Al partir alguna fruta o verdura
  • Al tomar un trago de agua
  • Al llegar a casa

Sonreír como idiotas puede ayudarnos a cambiar la historia de las cosas que vivimos día a día. ¿Por qué no intentarlo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s