3 formas optimistas de ver la muerte

img_20161101_183221

La muerte es inevitable e impredecible (todos moriremos y no sabemos cuándo).

Esta es una realidad que puede provocarnos angustia, pero también puede servirnos como un recordatorio para vivir una vida más significativa.

He aquí 3 maneras en las que la muerte puede cambiar nuestra percepción de la vida:

1. No todo está en nuestro control

La muerte nos demuestra que todo puede cambiar en cualquier momento.

Todos los días suceden cosas que no podemos evitar. La vida hace de las suyas, sin importarle nuestros planes, deseos o expectativas.

¿Qué es lo positivo de esto? Muchas veces nos preocupamos y nos estresamos por cosas que no podemos controlar. En cambio, si aceptamos que no todo está bajo nuestro control, podemos liberarnos de muchas frustraciones, recibir con aceptación lo que la vida tiene para nosotros y ser un poco más felices.

2. Este momento es lo único que tenemos

Es común vivir a la expectativa del futuro. Pensando que la felicidad es algo que está por venir. Vivimos esperando el fin de semana, las próximas vacaciones o la culminación de algún proyecto.

Pero la muerte nos recuerda que lo único que tenemos es el momento presente. ¡Nadie nos garantiza que mañana estaremos vivos!

Tener esto en cuenta no significa “vivir cada día como si fuera el último” (ese me parece un cliché imposible de cumplir), sino reflexionar sobre la importancia que tiene este preciso momento.

Pienso que gran parte de la felicidad consiste en tomarnos el tiempo de observar nuestro alrededor, contemplar lo que está pasando en este instante y disfrutarlo sin importar de qué se trate.

3. Los bienes materiales no son lo más importante

Al morir, seremos recordados por nuestras acciones, no por nuestras pertenencias.

Cuando aceptamos que no somos dueños de nada y que las cosas materiales son sólo eso, podemos empezar a enfocarnos en lo que somos y no en lo que tenemos. Esta es la razón por la que considero que el minimalismo tiene tanto valor.

El minimalismo nos invita a valorar las cosas más importantes de la vida, desprendiéndonos de todo aquello que se quedará y se olvidará después de nuestra muerte.

–––––––––

Este post fue inspirado por La Semana de la Impermanencia del buen Chocobuda (quizás el primer mexicano en escribir sobre minimalismo hace ya muchos años atrás)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s