Reto de la semana: Un escritorio minimal

img_20160918_185022

Tener menos posesiones puede ayudarnos a sentirnos más libres, ligeros y enfocados en las cosas importantes.

Nuestro espacio de trabajo es ideal para empezar a experimentar con el minimalismo. Es un lugar donde pasamos mucho tiempo, es fácil de depurar (en comparación con una casa) y los beneficios pueden sentirse casi de inmediato.

Por eso, esta semana te reto a tener un escritorio minimalista.

Estos son los 4 pasos a seguir:

1. Depurar

Tómate unos minutos del día para depurar tu área de trabajo. Ten un bote de basura y bolsas de plástico a la mano.

Empieza tirando los papeles que ya no sirven. A veces conservamos papelería porque creemos que un día la vamos necesitar, pero ¡vamos! si esos papeles tienen más de un mes es probable que sean sólo basura. Quédate sólo con los papeles realmente importantes y los demás tíralos en un bote de reciclaje de papel.

Sigue con todos esos objetos que invaden tu área de trabajo (libros, cds, cajas, artículos de oficina que nunca usas, revistas, etc.). Trata de ser realista y conserva únicamente lo que en verdad te sea necesario para desempeñar tu trabajo. Todo lo demás tíralo o dónalo a alguien que lo necesite.

Finalmente depura objetos personales (juguetes, fotos, tazas, etc.) Quédate únicamente con lo que realmente disfrutes tener cerca de ti. Todos los objetos personales lo que no contribuyan a hacerte feliz en el trabajo, sólo te están estorbando ¡deshazte de ellos!

Al final tendrás un espacio de trabajo más inspirador y ordenado, donde te sentirás más a gusto para trabajar.

(Sé que es difícil encontrar tiempo para hacer esto, pero haz un esfuerzo. Te aseguro que es tiempo muy valioso que se te retribuirá en el futuro)

2. Mantener

El segundo paso es aún más importante que el primero y consiste en mantener el espacio depurado el mayor tiempo posible.

¿Cómo lograrlo? Usando el mismo criterio que usaste para depurar: ¡sé realista! Si es algo que no te servirá en un futuro, no lo conserves. Trata de mantener la superficie libre de papeles que no son útiles y no te quedes con nada que se vaya a convertir en un estorbo.

Un buen consejo es hacer una limpia al final del día (te tomará sólo unos segundos). Así al día siguiente, encontrarás tu espacio organizado y listo para empezar un nuevo día de trabajo.

3. Disfrutar

Ahora que tienes un escritorio minimalista, puedes aprovechar esa sensación de “empezar de cero” y hacer algunos cambios que puedan ayudarte a disfrutar más tu trabajo.

Quizás sea un buen momento para empezar a ser más organizado con tus pendientes, reencontrarte con la emoción que te llevó a elegir tu carrera, tener un nuevo enfoque sobre los errores y los aprendizajes de cada día o llevarte mejor con tus compañeros.

El minimalismo nos da la oportunidad de abrir puertas a nuevos cambios en nuestra vida y tener un escritorio minimalista puede ser uno de ellos.

4. Compartir

Este paso es opcional. Si decidiste hacer el reto, me encantaría que compartieras una foto del resultado. Súbela a Facebook y etiqueta a @LaVidaMinimal

Un comentario en “Reto de la semana: Un escritorio minimal

  1. Pingback: Smartphone Minimal – La vida minimal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s